agosto, 2016

now browsing by month

 

ULTIMANDO LA UTE GMP-L35-RIBAS

 

 

Los prestigiosos arquitectos alemanes de GMP-Architekten fueron los ganadores del concurso para la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, en una Unión Temporal de Empresas (UTE) con dos estudios de arquitectura catalanes L35, a cuyo frente se sitúan Badía Rodríguez y López Chícheri, y Ribas Arquitectos, liderado por la saga familiar de José Ribas González y todos sus hijos y nietos: José, Inmaculada y Adriana.

 

El estudio alemán GMP-Architekten es el responsable principal y alma máter del proyecto y se apoya en los estudios españoles, que actúan como socios locales, para reforzar la oferta en España y también para la parte de ejecución del proyecto madridista sobre el terreno. Disponer de socios locales en el ámbito de la arquitectura facilita la interlocución con los clientes en la fase de planificación y construcción y abarata costes, explican los profesionales del ámbito internacional.

 

El problema es que, según fuentes del sector, dos firmas locales resultan demasiadas y con una de ellas sería suficiente. Entre otras razones, esgrimen, que se facilitaría las tareas de coordinación del proyecto y reduciría los costes. Esa situación de hecho ha comenzado a tensarse con las últimas redimensiones del proyecto impuestas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y el Ayuntamiento de Madrid.

 

Los cambios impuestos representan modificaciones importantes y GMP-Architekten esperaba más implicación de los socios españoles y una mayor coordinación entre ellos. Según medios muy cercanos al desarrollo del proyecto, los profesionales alemanes han tenido que intervenir no solo en el propio rediseño del Bernabéu sino también en coordinar a los dos despachos de arquitectura españoles.

 

Los alemanes lo tienen claro, y se sienten más próximos y alineados en lo profesional con L35 que con Ribas. Por eso, GMP-Architekten quiere redefinir la UTE y concentrar todo con los primeros socios catalanes mientras reduce a la mínima expresión la intervención de la familia Ribas.

 

Además L35 tiene oficina y equipo en Madrid que está en sintonía con el Real Madrid, promotor de las obras, mientras que Ribas está concentrada en Barcelona. Los socios alemanes de la UTE, en ese sentido, aprecian la cercanía con el cliente.

 

L35 está muy activa a nivel internacional con varios proyectos ganados en Turquía, Francia, Emiratos, Brasil… y Ribas está muy presente en el mercado de Ibiza y a nivel internacional solo consta su participación en un proyecto a nivel finalista en Marsella y otro en el desierto en Dubai.

 

Al final el Real Madrid como promotor tiene la última palabra y el presidente Florentino Pérez deberá redefinir la UTE de arquitectos antes de final de año y así asegurar un equipo de trabajo fuerte cohesionado ante la aprobación final de las administraciones y preparado para el inicio de las obras.

 

 

FUENTE: www.cronicaglobal.com