Share
0
METROS CUADRADOS
0
ESPECTADORES
0
MESES

 

 

A pesar de su difícil inserción urbana, el Bernabéu ha pasado a formar parte de la ciudad como símbolo y como monumento, en el sentido de edificio cuya historia, carga emocional y singularidad es capaz de permanecer en el tiempo e incluso de imponer al entorno sus propias leyes.

En primer lugar se ha buscado una forma inconfundible, icónica, que quedará en la memoria del espectador y que identificará al club con un edificio único e irrepetible. Se ha proyectado un Bernabéu a base de tres trazos de luz. La composición se genera mediante curvas tensadas o trayectorias dibujadas en el aire, apostando claramente por la curvatura y la complejidad del volumen, los reflejos cambiantes y el brillo metálico. La envolvente exterior del estadio, las fachadas y la cubierta, se recubrirán con una nueva piel unitaria de lamas metálicas, que conformará una imagen icónica y vanguardista del estadio, El volumen del edificio se ajustará con la demolición del Centro Comercial La Esquina del Bernabéu, la ampliación de las alineaciones virtuales necesarias para las nuevas fachadas, la reconfiguración de las torres de Castellana y un vuelo de 21 metros sin apoyos estructurales para conformar un gran atrio de entrada al Tour y al estadio por el lateral oeste.

Se instalará una nueva cubierta fija que proteja todas las localidades de la lluvia a la que se añadirá una cubierta retráctil para el terreno de juego que se podrá desplegar en 15 minutos que posibilitará el confort de todos los socios y aficionados además de conferir al estadio la posibilidad de albergar eventos durante los 365 días del año.

La composición completa de la cubierta es una apuesta por la sostenibilidad ambiental, tanto por la reducción de contaminación acústica y lumínica que supondrá hacia el exterior, como por el material translúcido que se utilizará para conseguir mayor luminosidad interior y la posibilidad de reducción de consumos de energías artificiales.

La ampliación del vuelo del estadio hacia el oeste, con la inclusión de un atrio de entrada al edificio, requiere un espacio público de expansión que permita albergar a un gran público y proporciona perspectiva al edificio desde la principal arteria de Madrid. Se diseña una plaza adecuada para eventos específicos tales como retransmisiones deportivas o mercado en los días de partido, pero también destinada a acontecimientos culturales vinculados a la vida de la ciudad. En la plaza este, tras la demolición del centro comercial existente, se propone un parque de recreo y reposo que queda elevado aprovechando el desnivel de la calle Padre Damián.

Se construirá una nueva grada en el lateral este con una capacidad de más de 3.000 espectadores, que se utilizará para relocalizaciones del resto de zonas del estadio en las que se incrementará el confort de accesos y localidades, manteniéndose el mismo aforo existente. 

Se reestructurará y ampliará el área VIP para generar nuevos productos y servicios de calidad.

Uno de los principales objetivos del club es mejorar de manera sustancial la accesibilidad de todo el estadio con nuevos accesos más cómodos, eliminándose barreras arquitectónicas, incorporando nuevas comunicaciones mecanizadas, y aumentando plazas para personas con discapacidad. Se transformará de manera completa los espacios de restauración de galerías ofreciendo a los socios y aficionados nuevos servicios de mayor calidad y más fácil consumo

Se creará un nuevo anillo logístico en el interior del estadio, soterramiento de operaciones de carga y descarga, y construcción de nuevo túnel de carros para incrementar versatilidad y número de eventos.

Junto con la nueva fachada y la cubierta retráctil, el elemento más sobresaliente del nuevo Estadio Santiago Bernabéu será la instalación de un videomarcador de 360 grados. Este videomarcador será clave junto a la renovación completa de la arquitectura tecnológica del estadio para ofrecer todos los servicios digitales al espectáculo deportivo y actividades asociadas, con aplicación de las últimas innovaciones tecnológicas en los sistemas de comunicación y seguridad del estadio.

Renovación integral de las instalaciones para conseguir la máxima eficiencia energética integrando todas las funcionalidades que se van a implantar.

La ampliación y mejora de los espacios de ocio y entretenimiento complementarios dentro del nuevo volumen del Estadio vendrán dados por la ampliación del espacio del Tour Bernabéu, que se duplicará con nuevos contenidos para vivir una experiencia única. Además, se creará un tour panorámico a lo largo de la cubierta perimetral. Se crearán nuevos restaurantes con el objetivo de convertir el estadio en un destino especial de restauración de la ciudad. Además se implementarán dos megastores del Real Madrid y se construirán otros espacios comerciales en diferentes zonas del estadio.

Además de todo lo anterior,lLa remodelación integral del estadio Santiago Bernabéu incluye la mejora del entorno en el que se ubica desde su inauguración en el año 1947. Se acondicionará la urbanización para incrementar y mejorar los espacios públicos del ámbito, mejorando las áreas ajardinadas y peatonales, así como el viario público perimetral, para convertirlo en un espacio singular de la Ciudad. Se mejorará la calidad de urbanización con nuevos pavimentos, cambio de iluminación, instalación de nuevo mobiliario y señalización, y plantación de nuevo arbolado y ajardinamiento en todo el ámbito, cuya superficie es cercana a los 50.000 m2. La adecuación del entorno urbano del Santiago Bernabéu con cargo a los presupuestos del Real Madrid terminarán con la coexistencia peatonal en la calle Rafael Salgado y con la creación de espacios públicos con dos nuevas plazas. En el Paseo de la Castellana se adecuará una plaza de más de 10.000 metros cuadrados y se creará un espacio estancia de propiedad privada del Real Madrid pero de uso y disfrute público en la plaza de los Sagrados Corazones de más de 5.000 metros cuadrados.