obras estadio real madrid

now browsing by tag

 
 

EL NUEVO BERNABÉU SERÁ UN ESTADIO MÁS RESPONSABLE CON EL MEDIO AMBIENTE

 

El Santiago Bernabéu empezará en los próximos meses su última gran transformación. Será un estadio icónico y emblemático en el que habrá nuevos servicios de restauración y ocio, será más cómodo y seguro pero también uno de los objetivos principales es que sea un estadio más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

La intención del Real Madrid y del equipo de arquitectos de GMP/L35/Ribas es la de tener un estadio más eficiente y sostenible en las vertientes medioambientales, acústicas y económicas.

El Real Madrid se marca como gran reto y objetivo prioritario la reducción de contaminación acústica lográndose gracias a la nueva piel envolvente que cubrirá la actual fachada del estadio. La nueva piel reducirá significativamente el impacto acústico que genera el estadio en los días de partido beneficiando y mejorando ampliamente la vida de los vecinos de la zona. Además provocará un considerable ahorro energético gracias al control de entrada de aire que se produce en la parte baja del estadio, que provocará que entre menos frío en invierno manteniendo mejor el calor entre las personas. Actualmente el estadio Santiago Bernabéu está calefactado por más de 1.300 radiadores de infrarrojos que se alimentan de gas natural, la idea de los arquitectos e ingenieros es la de introducir radiadores eléctricos 100% que puedan ser alimentados en parte mediante energías renovables.

 

 

El Nuevo Bernabéu tendrá circuitos fotovoltaicos de varios miles de metros cuadrados de extensión, ubicándose principalmente en la membrana traslúcida de la nueva cubierta retráctil y en los paneles que se instalarán entre los espacios de las lamas de la piel envolvente. Toda la iluminación del estadio contará con la más moderna tecnología LED siendo especialmente de última generación los LED que formarán las megapantallas de alta densidad que se distribuirán en el lateral del Paseo de la Castellana.

 

 

Además el nuevo estadio contempla el reciclado de aguas, las cuales se utilizarán para el mantenimiento del césped y zonas verdes de las nuevas plazas públicas, se instalarán bombas de calor eléctricas en las zonas de restauración y ocio mediante climatizadoras centralizadas que darán servicio a cada rincón del estadio y se estudiarán soluciones de instalación geotérmica para usar suelo radiante donde sea posible.

Como resultado de todo esto estaríamos hablando de un ahorro superior al 25% con respecto al consumo actual.

Un factor clave en la remodelación del Bernabéu pasa por ejecutar las obras sin interferir en el normal funcionamiento del estadio ya que en ningún caso se puede interrumpir su actividad deportiva. El reto está sobre la mesa y se recurrirá a un proceso constructivo en el que sea factible la actividad del estadio con la eficiencia técnico-económica, siendo la instalación de la cubierta el momento más tenso y delicado.

Ahora hay que seguir quemando etapas, próximamente debería aprobarse en Junta de Gobierno el nuevo plan especial para el Santiago Bernabéu, así que si todo va como está previsto el próximo verano habrá grúas por Concha Espina.

 

 

 

@nuevobernabeu